Rama del Derecho destinada a la protección del orden social mediante la legislación represiva que determina los comportamientos que son considerados delitos. (Goldstein, M. 2008)

Asuntos: fraude, robo, abuso de confianza, daño en propiedad ajena, tramitación de fianzas, libertades provisionales, violencia intrafamiliar, despojos, homicidios, extorsión, defraudación y elusión fiscal, contrabando, coadyuvantes del Ministerio Público, entre otros.